La organización agraria denuncia la “animadversión” de Ribera hacia los regadíos alicantinos y murcianos mientras los otros siete trasvases fluviales del país funcionan sin ver amenazada su continuidad. ASAJA Alicante exige un plan de infraestructuras hidráulicas que garantice el riego a los agricultores y evite las injerencias ideológicas en la actividad agraria.


Alicante, 18 de febrero de 2022. ASAJA Alicante ha denunciado por voz de su secretario técnico, Ramón Espinosa, la “inquina” con que la titular del Ministerio de Transición Ecológica dirige la gestión del trasvase Tajo-Segura. El portavoz responde de esta manera al anuncio de recorte progresivo de caudales en esta infraestructura realizado esta semana por la ministra en un foro económico en Toledo. En el evento, Ribera avanzó que introducirá “limitaciones” en los volúmenes que perciben Murcia, Alicante y Almería mientras que el presidente castellano-manchego, Emiliano García Page, garantizó la “caducidad” del trasvase. “No entendemos qué les hemos hecho para que tengan esta animadversión contra el Tajo-Segura. Ningún territorio español es autosuficiente, como prueban los otros siete trasvases fluviales que funcionan sin ninguna amenaza política en el resto del país”, añade Espinosa.

“El problema está en Madrid, no aquí”

Por su parte, el presidente de ASAJA Alicante, José Vicente Andreu, ha remarcado que el Ministerio de Transición Ecológica “intenta usar argumentos ambientales que no tienen justificación real” para recortar el trasvase. “El incremento de caudales ecológicos no va a mejorar la situación en el Alto Tajo, donde no hay problemas, ni la del Bajo Tajo, donde sí hay una falta de calidad ambiental pero que está causada por el Jarama”, asegura el representante de la organización. “El Jarama vierte al Tajo cinco o seis veces más agua negra que el caudal que trae el Tajo de aguas arriba, por lo que el recorte del trasvase por esta razón no tiene justificación alguna”, ha subrayado.

“Hay compromisos políticos adquiridos por el Gobierno con Castilla-La Mancha para reducir el trasvase que no van a repercutir en nada positivo para la región. El problema viene de más arriba: si Madrid depurara adecuadamente su agua, no habría problemas con el Tajo ni con el trasave”, concluye el presidente de ASAJA Alicante.

“Puertas en la playa”

El secretario técnico de ASAJA Alicante recuerda que “en España no hay un problema de déficit hídrico, sino un problema de distribución del agua entre la zona húmeda y la zona seca” que debe compensarse con infraestructuras como los trasvases y con el principio de solidaridad entre regiones. “La riqueza que generan nuestras playas y nuestra renta agraria se redistribuye entre el resto de comunidades vía impuestos, pero hay un interés incomprensible por aislar el problema del agua del resto del sistema”, denuncia Espinosa. “¿Ponemos puertas en la playa para que sólo se bañen los de aquí, como pretenden hacer con los ríos?”, se pregunta el dirigente agrario.

Espinosa recuerda a la titular de Transición Ecológica que las comarcas del sur de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería “son el mejor lugar para la fotosíntesis del país al tener 3.000 horas de sol año sin viento”, por lo que aboga por un plan de infraestructuras hidráulicas que permita multiplicar el valor de los miles de hectómetros cúbicos que tiran cada año al mar las cuencas excedentarias trasvasando parte de ellos hacia la Huerta de Europa. “La del Tajo es una de ellas”, aclara el secretario técnico de ASAJA Alicante. “Estamos hablando de que hay fondos europeos para aprovechar todos esos recursos, pero los estamos dejando pasar por inquina y animadversión hacia nuestro territorio”, ha lamentado Espinosa.