Miércoles, 20 Septiembre 2017 14:42

El granizo causa daños en 400 hectáreas de uva de mesa en el Medio Vinalopó

Valora este artículo
(0 votos)

El Departamento de Seguros de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante ha empezado a evaluar los daños ocasionados por la fuerte tormenta del pasado viernes, en la que se registraron algunos episodios de granizo muy localizados. El cultivo más dañado ha sido la uva de mesa embolsada de los parajes de Horna Alta, Horna Baja y Betíes, situados entre las localidades de Novelda, La Romana y Aspe, donde se han visto afectadas unas 400 hectáreas y donde se estima una merma de producción de alrededor del 20%.

 

18 de septiembre de 2017.- Los técnicos del departamento de Seguros de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante acompañarán a partir de mañana a los peritos de Agroseguro en la tasación de los daños que el granizo del pasado viernes ocasionó en algunas zonas del Medio Vinalopó, principalmente en el cultivo de la uva de mesa embolsada.

En una primera estimación, ASAJA Alicante calcula que el pedrisco afectó a 400 hectáreas de parcelas de los parajes naturales de Horna Alta, Horna Baja y Betíes, situados entre las localidades de Novelda, La Romana y Aspe, dañando principalmente la uva de mesa embolsada y, concretamente, las variedades Aledo, Red Globe e Ideal.

Según el departamento de Seguros Agrarios, el daño en estas zonas va a suponer una merma de alrededor de un 20% aunque hay fincas con un 50% de pérdidas. «Afortunadamente el pedrisco se ha producido en zonas muy localizadas y no ha sido de una intensidad fuerte, afectando solo a la parte de la cepa más expuesta a la dirección de la tormenta. Esto se va a traducir en un incremento de costes para el productor de las parcelas afectadas, ya que va a tener que destinar más mano de obra para limpiar los racimos con el fin de que los que no han sido dañados lleguen en buen estado a los mercados», explica Antonio Gascón, responsable de Seguros de ASAJA Alicante.

A parte de esto, según advierte el presidente de ASAJA Novelda, Pedro Rubira, si no se estabilizan las temperaturas y persiste el tiempo seco durante las próximas semanas, «las cepas que se han visto tocadas por el granizo corren el riesgo de sufrir enfermedades por hongos y bacterias».

En algunas fincas el granizo ha dañado hasta el 70% de la hoja del viñedo. Pero peor parados han quedado algunos parrales de la Horna Alta. Las fuertes rachas de viento lograron derribar la estructura metálica que sujeta las cepas hasta hacerla caer al suelo con la uva Aledo todavía en proceso de maduración. En este caso se va a perder la práctica totalidad de la cosecha porque la fruta está verde y todavía no se puede recoger y, la que ha quedado en contacto con el suelo, va a sufrir una importante merma en todas sus propiedades.

 

Visto 352 veces
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3