Jueves, 25 Mayo 2017 07:16

Un centenar de productores de cereza Montaña protestan por el abuso de la Inspección de Trabajo

Valora este artículo
(0 votos)

Bajo el lema: ““Queremos trabajar, no somos delincuentes. Somos agricultores, medio ambiente, paisaje y economía social” se han concentrado esta mañana en la localidad alicantina de Alpatró, de Vall de la Gallinera, un centenar de agricultores de cereza, en un acto de protesta convocado por ASAJA Alicante–Jóvenes Agricultores, el CRIGP Cerezas Montaña de Alicante y las principales cooperativas de la zona. Dicha reivindicación ha querido denunciar el hartazgo y la desesperación de los agricultores ante la avalancha de inspecciones de trabajo durante esta campaña, especialmente delicada por la importante merma de producción de más del 50% de la cosecha.

 

24 de mayo del 2017.- Los bajos ánimos, la crispación y la desesperación de los productores de cereza de la Montaña de Alicante van a peor. Y es que, si no tuvieran suficiente con una campaña en la que las últimas lluvias y diferentes adversidades climáticas han echado a perder más del 50% de una cosecha que este año prometía extraordinaria, después de muchas temporadas teniendo problemas, este año ha surgido una nueva traba que está desesperando a los agricultores de la zona: las actuaciones masivas que ha llevado a cabo la Inspección de Trabajo con un gran despliegue de inspectores y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Por ello, ASAJA Alicante Jóvenes Agricultores, el CRIGP Cerezas Montaña de Alicante y las principales cooperativas de la zona, han convocado hoy una concentración en la Sede del Consejo Regulador (CRIGP Cerezas de la Montaña de Alicante), a la que han acudido gran parte de agricultores de la Montaña de Alicante. En dicho encuentro han denunciado que se sienten como delincuentes ante las constantes inspecciones a fincas y que, además, nos les dejan realizar la recolección con normalidad.

“La Administración tiene que tener en cuenta el mérito y la importancia que tiene desarrollar una actividad agrícola en esta zona, donde contamos con una orografía accidentada, un cultivo de secano, la acuciante sequía, una estructura agraria basada en minifundios, la falta de infraestructuras y servicios básicos y la lejanía de núcleos urbanos. Por todo ello, no debemos olvidar que la agricultura en esta zona proporciona medio ambiente, fija la población de los pueblos, crea paisaje, turismo... y todo es gracias al cultivo de la cereza”, afirma el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.
Los productores han afirmado que no pueden seguir así. Han pedido que se aplique el principio de proporcionalidad y que se tenga en cuenta las especiales características y dificultades del cultivo de la montaña. “La situación es grave e insostenible y, de continuar, la agricultura en la Montaña de Alicante está herida de muerte. Y si la agricultura desaparece, nos enfrentamos al grave hecho de la despoblación y el abandono de una de las zonas más características de la provincia y con mayor riqueza medio ambiental. Nuestro sistema no se basa en una economía mercantilista, sino en una economía social y familiar de toda la vida en la que, cuando unos terminan la recolección de su finca, ayudan al vecino... Por tanto, la unidad familiar siempre ha sido una parte importante en la recolección de este cultivo tan arraigado y tradicional” han denunciado los productores.

Desde ASAJA Alicante opinamos que se ha de cumplir la normativa, pero de forma proporcional y, teniendo en cuenta, las especiales características y dificultades del cultivo de la montaña. Pedimos que se abogue por la lógica y el sentido común en todas las actuaciones y que no se ceben con el área de cultivo de la Montaña de Alicante, ya que en estas zonas rurales las dificultades de hacer rentable el cultivo son extremas. Por ello, pedimos que cesen las inspecciones masivas de inmediato, pues, de lo contrario, se va multiplicar el efecto y la tendencia de abandono progresivo y el despoblamiento de agricultores en la zona, perdiendo un importantísimo activo económico, ecológico y social.

Asimismo, mañana por la tarde el sector de la cereza mantendrá una reunión con el Subdelegado del Gobierno en Alicante, José Miguel Saval, para exponerle las dificultades especiales de la zona y el azote que está sufriendo este cultivo de secano en los últimos tres años por culpa de la sequía, al objeto de obtener su mediación y colaboración para que cesen las actuaciones masivas de la Inspección de Trabajo.

Visto 408 veces
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3